El prepucio encierra un sinnúmero de nervios, que lo transforman en una estructura muy sensible y capaz de generar al varón intensas sensaciones de placer. Los movimientos masturbatorios provocan ese movimiento de vaivén del prepucio sobre el glande, que ocasiona un placer sin parangón. Otros estudios que el aprendiz de seductor debe tener en consideración para valorar en su justa medida el posible desequilibrio existente entre sus esfuerzos seductores y los resultados conseguidos por ellos son aquellos que hablan de de qué manera la atracción sexual de la mujer por un hombre o bien otro varía durante su ciclo menstrual. Es decir: que dependiendo del instante de su ciclo menstrual en que abordemos a una mujer vamos a tener mayor o menor posibilidad de obtener su sí. En sus días fértiles, las mujeres se sienten atraídas por hombres con un físico claramente masculino y con facciones simétricas. En esos días, además de esto, las mujeres se sienten más tendentes al mantenimiento de relaciones sexuales. La atracción sexual por su pareja aumenta. Y asimismo aumenta la posibilidad de que sienta atracción sexual por otros hombres. Por decirlo de una manera un tanto tosca y, sin embargo, tan ilustrativa como comprensible: en esos días en que aumenta la fecundidad de la mujer, la mujer está más caliente. Cuando esos días pasan, la atracción sexual reduce. Y es que el clímax, es una descarga en el plano psíquico y somático que se produce como reacción a una emoción erótica realmente fuerte. Muchas mujeres afirman que canalizan sus angustias, sus inquietudes, sus temores… Pese a su importancia, no todas y cada una de las mujeres llegan siempre y en toda circunstancia o casi siempre al orgasmo y sólo poquísimas conocen el clímax vaginal. ¿Qué hacer? Lo primero es que el compañero controle bien la eyaculación.

Antes de metérsela, necesito que me haga una mamada. Es el único instante en que le veo la cara. me mira mientras que chupa mi verga. Hay días en que me corro en su boca, mas casi siempre me aguanto. Le dejo acariciar mis testículos, asimismo los chupa. Se toma su tiempo, lamiendo mi verga de arriba abajo como a mí me gusta. Entonces le tocará a ella, y le voy a devolver este placer multiplicado por mil. A ella le agrada tanto chuparme la verga como a mí lamerle su sexo y masturbarla con un par de dedos. Me agrada degustar su sexo excitado. Todo en ella me sabe como el blog, pero su sexo me vuelve desquiciado. Y me alegro de que a ella le guste esto. Nada nos frena si nos da placer. Nos sentimos muy libres haciéndolo. El día que pongamos límites por culpa de la vergüenza, las tradiciones y esas cosas de mierda… ese día será el fin de nuestra relación. No podría estar con ella si dejase de agradarle el sexo… [ se queda pensativo.] Bueno, quizá engañe. ¡La quiero tanto! Me ha dado las mejores horas de mi vida… Sí, por supuesto que sí envejeceré a su lado, pase lo que pase. [Sonríe de satisfacción.].

Si lo has soñado, ahora tienes la oportunidad de convertir ese sueño realmente

Sufrí agudeza aguda en la escuela secundaria, del tipo que me hizo tremer si debía hablar con un hombre. Acabo de vocear en la universidad, forzándome a participar en actividades que me obligaron a comunicarme con la gente. Al darme cuenta de lo que era mi inconveniente, empecé a estudiar a los estudiantes más queridos en términos de de qué manera paseaban, cómo hablaban y de qué forma respondían a las preguntas. Hice listas de sus rasgos de personalidad y empecé a leer sobre lo que descubrí que se llamaba habilidades con las personas y carisma. Estudié las técnicas de ciertos de mis profesores más agradables y de personas como Barbase Walters y las que entrevistó. Examiné a todos los oradores que tuve la oportunidad de oír, ya fuera una estrella de cine que admitía un Oscar o que mi clérigo se comunicaba con sus feligreses. Ansiaba la sencillez con la gente que parecían tener.Me hice consciente de mi lenguaje anatómico, mis habilidades para escuchar y mi voz. Trabajé en todos ellos y, poco a poco, hallé personas que respondían de manera más cálida. Con todo este autoanálisis, me pareció irónico que cuanto menos pensaba en mí y cuanto más me importaba realmente, más me atraían. Hoy en día sigo soltero, no me he casado nunca, pues no creo en ello, y no he tenido hijos. Vivo solo y mi trabajo es mi gran pasión; estoy conociendo mundo de la manera que más me gusta: sobre una moto, y además de esto haciendo muchos amigos. Esto es algo viene de mano con el respeto y las comparaciones. Mantente al lado de estas 3 cosas. Si algo con lo que tal vez no estás de acuerdo y quisieras que lo supiera, comunícalo para que lo considere tal vez en modificar, puesto que en ocasiones somos capaces de hacer algunos ajustes para siempre estar bien con nuestras parejas.

Cómo abordaremos el tema

La disfunción eréctil (o DE) puede ser una incapacidad total para lograr una erección, una capacidad inconsistente para hacerlo, o bien una tendencia a tener únicamente erecciones breves. Lo que puede hacer que se confunda la eyaculación precoz con disfunción eréctil. Un factor de vital relevancia para la subsistencia tuya y de tus hijos es lograr la independencia económica, debes arrancar todo tu ingenio y creatividad para soportar la situación económica que se te aproxima. No es suficiente con matar tigritos y conseguir trabajitos temporales que circunstancialmente solucionen una situación, debes formarte para el trabajo si antes no lo habías hecho, tomar cursos de formación profesional, o bien estudiar formalmente una profesión si en su momento no pudiste hacerlo, invertir, emprender. Muchas de las personas que podrían abarcarse en el conjunto de las personas asexuales resaltan de qué forma la sociedad juega en favor de la sexualidad. La nuestra es una sociedad hipersexualizada, afirman. Lo sexual lo empapa todo: la publicidad, las relaciones personales, la literatura, la música… Parece, en cierto modo, tal y como si no se pudiese concebirse la vida sin el deseo sexual, afirman los asexuales al lamentarse de sentir sobre sus carnes una cierta presión social para que se abandonen o bien entreguen a los placeres del sexo.

El primero de estas tretas interesadas y meditadas es jugar con su atención. Que no se acostumbre a tenerte siempre y en toda circunstancia pendiente de ella. Rómpele el ritmo. Que tu trato hacia ella oscile entre la atención y la indiferencia. Eso evitará el que te transformes en alguien previsible. Que no te vea venir. Que no adivine tus pasos. Para conseguirlo es necesario que esa oscilación entre la atención y la indiferencia no marque un ritmo ritual. Que no sea jamás como una de esas series que aparecen en los test psicológicos. El ser impredecible implica, en cierta forma, el ser misterioso y misterioso. Y el misterio siempre y en todo momento es un reto que ejercita una atracción que puede llegar a ser irresistible. Por otra parte, todo lo que sea debilitar a la mujer a la que quieres conquistar y hacer que baje sus defensas juega a tu favor. El desconcierto es, en este sentido, una herramienta de mucha ayuda. Desconciértala con tu comportamiento. Haz que su seguridad con respecto a ti y al género de persona que eres se tambalee. Soy una mujer muy elegante, sensual, atractiva, reactiva. Me encanta comenzar haciendo el amor y finalizar vehementemente en la cama. Por discreción no puedo mostrar mi rostro, mas tengo una cara preciosa, rasgos finos, dentición perfecta y unos labios que no te cansarás de besar. Te espero y lo que deseo es que me llames pronto y así, poder conocernos pronto.